¿Cuál es la causa del fracaso y dificultad de las matemáticas en el aprendizaje?
¿Qué es y cómo influye la disciplina escolar en el aprendizaje?
"El carácter formativo y funcional de las matemáticas en el Aprendizaje"
Teorías del Aprendizaje
"La percepción del alumno de primaria de acuerdo al Desarrollo Psicosocial"
Influencia de percepción de estudiantes sobre tareas de matemáticas en rendimiento académico
Rendimiento escolar: Fracaso y éxito académico
"La influencia de las tareas y de factores motivacionales en el aprendizaje de las matemáticas"
Áreas del cerebro encargadas de los aspectos matemáticos y los procedimientos mentales en la solución de problemas matemáticos
Bibliografía:
¿Qué es y cómo influye la disciplina escolar en el aprendizaje?

imagen
De acuerdo con Watenburger (1994) disciplina significa enseñar las reglas bajo las cuales las personas viven y socializan.
La meta a corto plazo de la disciplina es controlar la conducta del niño explicándole lo apropiado de la conducta (Watenburger, 1994).
De acuerdo con Watenburger (1994) la meta a largo plazo de la disciplina es enseñar la auto disciplina y fomentar el asumir la responsabilidad de las conductas. Dicha meta ayuda a crear una sociedad armoniosa (Watenburger, 1994).
Los estudiantes deben ser informados acerca del contenido del código de disciplina y las consecuencias de la violación de éste (Disruptive behavior policy, 2002).
El profesor pone las reglas y el estudiante recibe la calificación de acuerdo a cómo siguió las reglas (Traxler, 2002).
De acuerdo con Traxler (2002) si no se está al tanto de las reglas es más probable que se obtenga una calificación menor de la esperada. Aprender las reglas y usarlas aumenta la posibilidad de obtener mejores calificaciones (Traxler, 2002).

De acuerdo con Cotton (2002) las investigaciones apoyan el uso de las siguientes prácticas, tanto a nivel escolar como en el aula, para los aspectos disciplinarios que las escuelas enfrentan. Las prácticas que Cotton (2002) menciona son: castigo, servicios de consejería para estudiantes indisciplinados; suspensión escolar que incluyan apoyo, guía, planeamiento de cambio y oportunidad para desarrollar nuevas habilidades; contrato de contingencias (Cotton, 2002) en el que el estudiante se comprometa a asumir las consecuencias por no cumplir con lo acordado, recompensas.
Cotton (2002) cita a Kounin (1970) quien hizo una investigación sobre las estrategias usadas en el manejo del aula y dijo que los profesores que dirigen bien a su grupo tienen pocos problemas disciplinarios y pasan más tiempo en una labor, mientras que los grupos de los profesores que usan estrategias inefectivas presentan problemas de conducta.
Cotton (2002) cita a Kounin (1970) quien encontró que los profesores con estrategias efectivas tienen más habilidad para prevenir indisciplina y aquí se señalan las conductas adoptadas por dichos profesores, éstas son: atiende a diferentes situaciones simultáneamente, actuar suavemente proveyendo señales sobre lo que se quiere por parte de los alumnos, involucrar a los estudiantes en lo que están haciendo, dar trabajo estimulante y comunicarles a los estudiantes que sabe lo que están haciendo.
Palacios dice que cuando un maestro tiene limitaciones externas que limitan o anulan su independencia, el ambiente de aprendizaje y la conducta de los alumnos se ven marcados por la rigidez y destrezas planeadas para mantener el orden, pero no fomenta el pensamiento abierto y de experiencias cooperativas.
La autonomía del maestro, además de su formación y perfeccionamiento permite mejorar las relaciones en el ambiente de aprendizaje y conducirse con sensibilidad, rigor y seguridad en la negociación de la asimilación del papel que tiene como facilitador de aprendizaje (Palacios, 2002).
Una buena comunicación es la base para un buen manejo del aula (Strategies for classroom management, 2002). De acuerdo con el artículo Strategies for classroom management (2002) las habilidades de comunicación se pueden dividir en enviar y recibir mensajes.
De acuerdo con el artículo Strategies for classroom management (2002) las habilidades para hablar con alguien son: compartir la información lo antes posible, hablar directamente a los estudiantes, ser cortés, usar pronombre personal, y haga declaraciones en lugar de preguntas que pongan al estudiante a la defensiva.
De acuerdo con el artículo Strategies for classroom management (2002) las habilidades para recibir mensajes son:
· escuchar empáticamente.
· Parafrasear, escuchar activamente o reflexionar de modo que la persona se sienta escuchada.
· Mantener contacto ocular y estar atento a los mensajes no verbales.
· Utilizar lenguaje corporal.

De acuerdo con el artículo Disruptive behavior policy (2002) una conducta de indisciplina es aquella acción o palabra que sea irrespetuosa, ofensiva, amenazante, que interfiera con las actividades de aprendizaje de otros estudiantes, que impida la impartición de servicios escolares y que tenga un efecto negativo en el ambiente de aprendizaje. También dice que incluye las acciones físicas, verbales o de amenaza psicológica. Además considera como indisciplina el actuar abusivamente contra el personal escolar o los estudiantes. El artículo Disruptive behavior policy (2002) define a la indisciplina moderada como la conducta que incluye palabras o acciones que no sean parte del proceso de aprendizaje y que promuevan un ambiente de hostilidad, intimidación, ridículo o ansiedad entre los estudiantes o el personal de la escuela. El estudiante con indisciplina moderada puede amenazar al personal escolar o a otros estudiantes, también puede hacer demandas irracionales de atención o trato especial en detrimento de otros estudiantes o realizar otras acciones mencionadas en el código de conducta (Disruptive behavior policy, 2002).
El artículo Strategies for classroom management propone las siguientes técnicas para responder a conductas indisciplinarias menores:
· Circular por el aula y responder a problemas potenciales.
· Reaccionar rápida y calmadamente a la mala conducta.
· Hacer un contacto inicial positivo.
· Recordar a los estudiantes la regla que no están cumpliendo.
· Hacerles saber a los estudiantes las reglas y la consecuencia de su violación.
· Dar a los estudiantes señales de que el continuar con una acción puede tener consecuencias.
· Aplicar consistentemente las consecuencias por mala conducta.
· Informar a los estudiantes que están escogiendo la consecuencia por su mala conducta.
· Usar consecuencias educativas.
Cotton (2002) cita a Allen (1981); Cotton y Savard (1982); Gettinger (1988) y a Lasley y Wayson (1982) quienes encontraron que la mala conducta está asociada a la falla académica y notaron mejoría en las clases con orden y en que los estudiantes marginados tienen oportunidades de sobresalir académicamente y socialmente.
De acuerdo con el artículo Disruptive behavior policy (2002) la mala conducta se vincula con conflictos con miembros del personal escolar, estudiantes, la materia o asuntos personales del estudiante.
Watenburger (1994) afirma que la mala conducta esta vinculada a: probar límites por parte de los niños, actuar de acuerdo a la edad y los periodos de transición del comportamiento.
Es importante que los profesores estén alertas sobre las prácticas inapropiadas para manejar la disciplina (Cotton, 2002). De acuerdo con Cotton (2002) es importante porque conocer las prácticas inapropiadas en el manejo disciplinario puede ayudarlos a planear programas, además estas prácticas se deben evitar. De acuerdo con Cotton (2002) las prácticas inefectivas son: reglas vagas o difíciles de reforzar, ignorar las malas conductas, inconsistencia o ambigüedad de las respuestas del profesor a la indisciplina. Cotton (2002) cita a Cotton y Savard (1982) y Lovegrove, et al. (1983) quienes dicen que el castigo excesivo o que se da sin alentar a mejorar la conducta es inefectivo en la corrección de indisciplina. En el artículo Setting up consequences (2002) se proponen bases para establecer consecuencias en el aula y son: que las consecuencias sean lógicas y que enseñen las conductas apropiadas, deben ser específicas, deben estar relacionadas a una regla y tener alternativas. Las reglas y los procedimientos deben estar relacionados con las estrategias de aprendizaje (Strategies for classroom management, 2002).
En el artículo Setting up consequences (2002) se cita a Curwin y Mendler (1988) quienes sugieren que debe haber varias consecuencias por regla.
De acuerdo con el artículo Setting up consequences (2002) las consecuencias pueden ser: un recordatorio de la regla, un aviso, señalar la regla violada, reuniones privadas con el profesor y que el estudiante redacte un plan para cambiar.
De acuerdo con Cotton (2002) los estudiantes necesitan que se les enseñe cuál es la conducta apropiada, cuáles son las reglas de la escuela y del salón de clases y como seguirlas. Esto se logrará de manera diferente dependiendo del nivel de los estudiantes (Cotton, 2002). De acuerdo con Cotton (2002) los niños que cursan años anteriores al cuarto grado requieren mucha instrucción y prácticas sobre las reglas y procedimientos.
De acuerdo con Barba (2002) obtener la disciplina y obediencia por parte de los niños es un punto central en la labor educativa.
Algunas acciones que previenen la desobediencia, de acuerdo con Martínez (2002), son: no dar muchas instrucciones a la vez, dar instrucciones simples y comprensibles, las instrucciones deben ser específicas, usar un tono de voz agradable, explicar las razones por la cual se le pide o prohíbe algo, establecer rutinas, fomentar la participación de los niños en la creación de reglas para que se sientan más responsables y las comprenda mejor, dar las instrucciones positivamente, dar recompensas, alabar y elogiar el comportamiento, establecer consecuencias claras para la desobediencia, comprobar que se hizo lo indicado.
Las acciones correctivas que propone Martínez (2002) al momento de la desobediencia son: explicar objetiva y serenamente la ventajas de obedecer, explicar la necesidad de quitar privilegios cuando desobedece, usar el sentido del humor en situaciones tensas, asegurarse de que la orden fue comprendida, retirar los privilegios, mandarlo a otra habitación o rincón durante un breve periodo de tiempo, retirar la atención e ignorar.
Anterior
.
Siguiente
.